Entender el origen del proceso educativo humano y ubicar al monitor de aula matinal y de comedor en el mismo, otorgándole el lugar significativo que tiene en la adquisición de hábitos, conceptos, procedimientos y actitudes que favorecen el desarrollo integral de los niños/as atendiendo a las características evolutivas de cada niño/a de manera individual y del grupo en global, para poder realizar proyectos de intervención favorecedores y motivantes.